top of page

Desde Buenos Aires, Argentina, "El Carruaje Real"



¡Lo que Yo digo aquí es sólo la verdad! ¡Es sólo la verdad y nada más! Lo que está abajo es igual a lo que está arriba. Y lo que está arriba es igual a lo que está abajo. ¡Y hay que conocerlo para adquirir el conocimiento del maravilloso Único!* Todo lo material surgió según Su intención. Todos los objetos se manifestaron gracias a la condensación de Su energía. El Sol* es el Padre del mundo manifestado; lo “lunar”* es su madre. El Espíritu Santo “lleva a término” las almas que se desarrollan; la Tierra las alimenta. El Padre de toda la evolución en el universo está presente siempre y por todas partes. ¡Su Poder es el Poder Supremo, Que predomina sobre todo, manifestándose en la Tierra en Su absoluta Omnipotencia! Así pues, ¡debes separar lo terrenal de lo Ígneo*, así como lo grosero de lo sutil! ¡Haciéndolo, actúa con gran cautela, veneración y entendimiento! ¡Conocerás lo Celestial convirtiéndote en el Fuego Sutilísimo! De esta manera se cumplirá la Unión. Después deberás regresar a la Tierra y podrás percibir lo Sutilísimo y tendrás el poder para transformar eficazmente lo imperfecto. Esto significa que has alcanzado la gloria de la Unión con el Único y te has liberado de la oscuridad de la ignorancia. El Poder del Único está en todo, en lo sutil y en lo grosero, y los controla. Así existe la Creación. Y gracias a esta maravillosa interconexión de Todo, sigue el desarrollo. Mi nombre es Hermes Tres veces nacido, ¡porque Yo existo y actúo en cada uno de los tres planos de la existencia* y poseo la sabiduría del universo entero! Así que, Me callo, pues he dicho todo lo que quise decir sobre los hechos del Sol.




1 visualización0 comentarios
bottom of page