MARCH IN ARMS “Pulse Of The Daring” review




MARCH IN ARMS nos trae su segundo álbum de estudio llamado “Pulse Of The Daring” que se mantiene por el sendero lírico de las reminiscencias de los grandes conflictos bélicos a lo largo de la historia de la humanidad, como ya lo hicieron en su álbum debut. Los estadounidenses que, en aquel álbum homónimo fueron etiquetados dentro del “US Power Metal”, esta vez bajan un cambio y elaboran un trabajo más orientado hacia el Heavy Metal con tintes épicos y que a pesar de su concepto rodeado de balas, armas y toda la parafernalia militar, suenan un tanto melódicos, combinando medios tiempos cargados de Groove que le van dando frescura a medida que transcurren los minutos. De antemano es importante destacar a su vocalista, que imprime un sonido “comercial” pero contundente y que en muchos momentos te hará recordar, para bien o para mal, a Corey Taylor o a Robb Flynn.


Su temática bélica es directa y no se hace esperar, ya que entran con la canción 1914, fecha que marca el inicio de la primera guerra mundial y que de inmediato te marca la que posiblemente es la mejor del álbum. Incluye algunos arreglos con Cellos y violines que se mezclan perfectamente con unos riffs bien trabajados y que te recuerdan de inmediato a los Iced Earth o a los germanos Stormhammer.


Los siguientes cortes Altar Of The Gun, Welcome To The Blizz y Nisei se mueven con un aire un poco más Groove y con unos riffs muy heavies que juegan con la sonoridad poderosa que alguna vez te dejaron en la mente los Manowar, aunque estos chicos te meten una voz mucho más melosa, que raya juguetonamente con lo comercial, haciendo que el álbum se encamine hacia el paladar de muchos y pretenda abarcar un público más extenso de lo que ofrece el metal. Su vocalista, el señor Ryan Knutson, maneja registros que no son extremadamente virtuosos, pero que encajan perfecto para lo que busca la banda y que son muy bien utilizados hasta donde le permiten.

Llega la canción que le da título al álbum, Pulse Of The daring, la cual continúa por los medios tiempos, que van y vienen con unos riffs maravillosos, que además son muy bien condimentados con unos solos con un estilo muy clásico, pero contundentes. Contiene algunas aceleraciones que vuelven a recordarte a los Iced Earth. Otra de las recomendadas del redondo.


Otra canción muy destacable es An Act Of Valor que narra la caída de un helicóptero Black Hawk del ejército estadounidense a manos de un grupo de guerrilleros somalíes en la famosa y sangrienta guerra en 1993 allí en Somalia. Justamente la intro de esta es una grabación de la famosa película que recrea este episodio Black Hawk Down. El tinte épico es muy marcado y la voz de Knutsen no hace más que recordarte al buen Corey Taylor de Stone Sour, mientras que los solos son perfectamente ejecutados. Es una canción que no se desborda en virtuosismo o técnica, pero que con su poder y contundencia, vuelven a dejarte claro que es Heavy Metal americano.


No Years Of Resolution traen nuevamente riffs groovies demasiado notables, llevando la canción nuevamente por el camino del medio tiempo, en la cual sigue haciéndose muy importante la presencia de su vocalista, que ya a esta altura te habrá encantado o desencantado, según sea el caso, pero que claramente no pasa desapercibido. Lastimosamente la culminación de las canciones no son el lado más fuerte de esta banda y en esta canción se hace evidente. Un punto flaco que se le encuentra al disco en varias ocasiones.

Con Thunderbolt por fin se desligan del medio tiempo, son directos, galopan ya con su sonido más Thrashero, en el que los riffs también van y vienen manteniendo la canción en un estado anímico alto, que no se había encontrado en el álbum hasta acá. Los solos aparecen nuevamente de una manera tenue, pero que adornan a la perfección. Buena rola para presentar en directo.

Omaha mantiene esta onda un poco más vertiginosa, adhiriendo más melodías y un coro que te invitan a levantar los puños mientras los riffs acelerados te llevan al headbanging más marcado hasta ahora. Nuevamente finaliza de una manera extraña y sin darte la opción de descargar en aplausos… Buena canción que será obligada en los directos. Impecable el trabajo detrás de las baquetas y nuevamente un punto alto para el vocalista.

Llega el final del redondo con Not For Nothing que para este servidor no fue lo más acertado. Pausada, algo tristonga debido a una atmósfera por allí creada con Cellos, y seguida de un buen solo, pero que en general no termina de funcionar como un gran cierre. Máxime cuando vuelven y terminan la canción de una manera poco memorable.



Un buen álbum para quienes gustan de un metal no pretencioso, directo y con aires de heavy metal clásico. No llegan a inventar nada, en este no vas a encontrar propuesta o vertientes que te lleven al goce de la experimentación, pero claramente ese no es el objetivo de la joven banda. Acá vas a encontrar muchas influencias de aquel Heavy Metal clásico ya referenciadas, con un aire un poco más asequible y comercial, que de repente te pueden hacer pasar un buen rato en momentos que necesites frescura o simplemente mover tu cabeza y cantar uno que otro buen coro. 7.5/10.


Por: John González Gómez

Twitter: @johngongo “Hellhammer”

Metal Corrosivo BR Radio



Disfruta la Placa aqui---> March In Arms (bandcamp.com)

Facebook: (15) MARCH IN ARMS | Facebook


30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo